Correos por fin se privatiza

Parece ser que “por fin” Correos de México se va a privatizar, puede que DHL al final sea la que lo absorba. ¿Por qué digo, por fin? Antes que se alarmen, como siempre y que los sindicatos se pongan al grito de guerra, hay que reconocer que Correos de México es una empresa en quiebra.

Hay que tener en cuenta que en 1986 se le dio autonomía al Servicio de Correos para “mejorar” ya que era considerado uno de los peores servicios postales del mundo. A pesar de ello en 2008 volvió a los inicios, pretendiendo ser el mejor servicio postal del mundo con una descomunal operación de ampliación de empleados y vehículos, con unos 500 millones de presupuesto. Pero no pasó nada.

Hubo desfalcos, empleados que robaban paquetes y más de lo mismo.

DHL va a reducir la plantilla en un 40% ¡40%! A simple vista parece mucho, pero vamos a poner un ejemplo:

  1. DHL México: Trabajadores: 4.044 // Vehículos: 1.400
  2. Correos de México: Trabajadores 20.000 // vehículos entre motos, coches y bicicletas: + de 16.000

Reducir la plantilla un 40% parece exagerado, pero teniendo en cuenta que es desproporcional el número de empleados y que, la verdad, la mitad se destinan a los típicos carteros, y de ellos, lamentablemente no se salvan muchos. Solo espero que la selección de los despidos sea consecuente con las personas que “realmente” no quieren el empleo, así es, no lo quieren porque tiran los paquetes en la calle, porque los roban, los dejan en direcciones equivocadas y ni siquiera se bajan de la moto, lanzan los sobres. Si realmente no les gusta el trabajo, que no lo hagan, es por eso que hay que ayudarles a buscar otra cosa con una buena palmadita en la espalda. A los demás carteros agradables y oficinistas de Correos de México que te dan los buenos días, ellos espero que sean del 60% que se queden. Parece mentira, pero si hay algunas oficinas que todavía te tratan bien en correos, lamentablemente en muchas otras ni te saludan, ni te miran, en fin.

Decir que a nivel mundial, la privatización de correos se llevó a cabo en numerosos países, ya que, ese servicio postal y de telégrafos tan necesario hace siglos, ya no es necesario, y como sucede muchas veces, no se supieron adaptar a los nuevos tiempos. Pasa como cuando compro en China o Europa, los paquetes salen rápido de esos países, y una vez que entran a México, pueden pasar dos cosas;  Una, que la aduana haga su gracia revolviendo todo e incluso robándose algún producto y dos, que una vez en el centro de distribución de México, se tarde 30 días hasta llegar a su destino “Es como si lo llevasen en un burro al destino” Con perdón del pobre burro. Ya si eres un gafe, te pueden pasar las dos cosas. Por decir de 2 a 7 días para pasar de un país a México, una vez en México de 15 a 45 días para recibirlo ¿?  Sí, eso mismo.

Personalmente a mí me molesta mucho que alguien en moto de Correos de México, grite y toque el claxon delante mi casa y me “aviente” el paquete a la puerta. Cuando uno sale solo ve la mercancía en la calle tirada y la moto a lo lejos. Por eso me alegro que DHL agarre las riendas, ya sé que no es una empresa mexicana, pero porque poner tantos problemas en ello, una vez que están en México es empresa que paga a los mexicanos y emplea a mexicanos ¿Eso es malo? No lo entiendo porque se molestan, si no hay una empresa privada mexicana que quiera ese paquetote de Correos de México, pues es normal que se lo des a alguien de fuera que si se atreva a ello.

Pueden opinar debajo de este post, tanto bueno como malo, no me ofende.

Dale Me gusta a la página de Grupo Maderal para ver los últimos artículos.